Sueño de Titanes

Don Benito Durante, uno de los luchadores de Titanes en el Ring, es una de las personalidades más conocidas en la ciudad. Su restaurante “Il Commendatore” es frecuentado por turistas que llegan desde diversos balnearios. La lucha libre, la comida italiana y su amor por Valeria, en esta entrevista llena de bonitos recuerdos.

Cuando “Il Commendatore” aparecía en el ringside, a través de los parlantes se escuchaba una canzoneta italiana que decía: “Don Benito, Benito Durante, se lleva el mundo por delante…”. Niños y no tan niños se preparaban para disfrutar de otra de las luchas del mítico programa “Titanes en el Ring”.
Este colorido personaje, compañero de Martín Karadagián, llegó a Valeria en la década del ‘60.

Revista VALE tuvo el agrado de conversar con sus hijos, Nito y Sole, que han tomado la posta del restaurante “Il Commendatore”, un espacio que conecta todas las pasiones que este hombre ha dejado intactas, en recuerdos, fotografías y anécdotas.

-¿Cómo fue que llegó Benito hasta Valeria del Mar?

Nito: -Sabemos que llegó primero a Pinamar. Desde allí venía corriendo hasta Valeria como parte de su entrenamiento físico. Luego, junto a una personalidad de la ciudad establecieron un pequeño balneario con restaurante frente al mar, donde él cocinaba y hasta hacía de guarda vidas… de todo un poco.

-Pensar que venía corriendo de Pinamar hasta acá, y en e l camino no se encontraba con nada…

Nito: -Sí, tal cual. A la noche cuando volvían tenían que ir en carro por el camino de las curvas. Tardarían un montón en hacer ese trayecto.

-Observo un poco el restaurante y se ven las pasiones de Benito: la lucha, la gastronomía, y también el mar.

Nito: -Es cierto, el siempre relacionó la lucha con las otras cosas que le gustaban.

-¿Y porqué la gastronomía?

Sole: -Creo que debe estar relacionado con la tradición italiana, mi papá nació en Sorrento, frente a la isla de Capri. A todos nos gustó siempre la buena comida.

-¿En la lucha cómo se inició?

Nito: -Participando en torneos de lucha libre en países como Chile y Perú. A través de revistas muy viejas que tengo pude seguir el desarrollo de sus primeros tiempos como luchador, cuando no era todavía Benito Durante, y se llamaba “El Carnicero Italiano”. (Risas)

-¿Benito compartió esta ciudad con sus compañeros de “Titanes en el Ring”?

Nito: -¡Sí, totalmente! Tengo una foto de un día de playa en que estoy con mi viejo y con Martín Karadagián. Y aún hoy, el personaje José Luis, el español, que era uno de los mejores amigos de papá, sigue veraneando en Valeria con su familia.

Sole: -Ellos en realidad venían mucho porque entrenaban en la playa, hacían trabajo de fuerza, pesas. Yo me acuerdo cuando era chica que los Titanes estaban en Gessell y vinieron disfrazados al balneario de mi viejo, acá en Valeria se armó un revuelo tremendo.

-¿Y el famoso William Boo, el referí por todos odiado?

Sole: -Hay una anécdota muy graciosa con él. En el restaurante de la playa la puerta era doble, pero se usaba una sola. Cuando William Boo vino hubo que correr mesas para poder abrir la segunda puerta porque sino no podía pasar.

-No puedo dejar de preguntarles por mi personaje favorito, la Momia…

Nito: -La verdadera Momia era Adrián Kovanski, que falleció. Mi papá siempre decía que en cada pueblo había una Momia y un Caballero Rojo…

-Volvamos al restaurante. ¿Benito se metía en la cocina?

Nito: -Si, siempre. Hasta el día de hoy las salsas siguen saliendo tal como las preparaba él, eso no lo quisimos cambiar.

-¿Cuál es el plato de la casa, el que más recomiendan a nuestros lectores?

Nito: -En realidad es la gente la que ha hecho famosos a nuestros platos. Muchas de las modificaciones que hemos hecho en el menú  son por las sugerencias que nos hacen.

Sole: -También hay platos clásicos que no se modifican, como las gambas al ajillo, que nos las piden muchísimo También las cazuelas, el pulpo a la gallega, la paella… Esos platos siempre van a estar.

Pareciera que Don Benito está presente, en cada foto, en los ojos y en las historias que cuentan sus hijos. Cuando se les pregunta por el futuro del restaurante, confiesan que quisieran que el sueño de su padre siga presente en la vida de sus propios hijos, los nietos del luchador más famoso de Valeria. La leyenda continúa.

Por: MGO

 

Una respuesta a Sueño de Titanes

Deja una respuesta